Home » Fiordos Noruegos

Fiordos Noruegos

soldemedianocheLos primeros cruceros que se han hecho en la historia tienen en realidad un origen mítico y alejado de la vertiente turística en la que hoy se mueven. En la Edad Media, los condes y señores del interior de Noruega acostumbraban a recorrer en verano las costas de su país, de norte a sur, para reconocer los cambios en su geografía que se habían producido en invierno y, de paso, para acercarse a los desprevenidos pueblos daneses e ingleses a saquear sus riquezas. Con esta costumbre, nacieron los cruceros por los fiordos noruegos.

Siguiendo la huella vikinga en los fiordos noruegos

Fiordo de Hardanger, en Noruega

Fiordo de Hardanger, en Noruega

Muchos años después, los cruceros comenzaron a asentarse en los fiordos noruegos, reviviendo las viejas aventuras de los vikingos y empleando las rutas centenarias de balleneros y pescadores, que acuden a los fiordos a reposar sus barcos de los embates de la alta mar y para captar algunas especies selectas como el arenque. Más allá de su riqueza pesquera, los cruceros por los fiordos destacan por la exuberancia de la naturaleza, que muestra unos inesperados tonos verdes, fruto del deshielo de los glaciares y de la retracción de los fiordos.

Quienes deseen probar la experiencia de conocer los estrechos pasos por los que discurren los fiordos noruegos puede escoger hacerlo en su costa occidental, mucho más sencilla de navegar, mientras que los más intrépidos pueden adentrarse sin miedo en las aguas del Círculo Polar Ártico, llegando al norte de Noruega y alcanzando la Rusia polar en la emblemática ciudad de Murmansk. Todo tipo de rutas al alcance de cualquiera, ya que podrás disfrutar de todo ello desde la comodidad de una nave de lujo y con todos tus caprichos cumplidos. ¿Alguien da más?

Cruceros por los fiordos noruegos, un clásico que funciona

Fiordo Geiranger, en el Cabo Norte, en Noruega

Fiordo Geiranger, en el Cabo Norte, en Noruega

Si te atrae la historia, el paisaje o la calidad de vida que se disfruta en Noruega durante el verano, un crucero por los fiordos noruegos es la manera definitiva de disfrutar de todos y cada uno de ellos. Así, casi cualquier época del año será posible acercarse a la magia de la Aurora Boreal y a los entornos naturales únicos que deja entrever el deshielo. Y con Crucerox, lo verás mucho más a tu alcance que nunca.

    • Oslo, Noruega: en la capital noruega encontrarás la combinación perfecta entre la vida urbana y la naturaleza.
    • Murmansk, Rusia: esta ciudad portuaria de Rusia se encuentra en la costa norte de la peninsula de Kola, y próxima a la frontera rusa con Noruega y Finlandia, en la región de Laponia.
    • Geiranger, Noruega: rodeado de impresionantes picos nevados, cascadas y una vegetacion muy frondosa, el Geirangerfjord, de aguas azules está protegido por la UNESCO.
    • Hellesylt, Noruega: podrás descubrir una de las zonas de mayor belleza de Noruega. Junto con Geiranger componen una de las colonias más pintorescas de la costa noruega.
    • Kristiansand, Noruega: donde visitar museos, el centro histórico y el mercado de pescado en Kristiansand.
    • Bodo, Noruega: se sitúa al norte del Círculo Polar Ártico y tiene el sol de medianoche desde el 4 de junio hasta el 8 de julio.
    • Tromso, Noruega: esta hermosa ciudad llena de historia y cultura, está rodeada de montañas, fiordos e islas. Se encuentra en uno de los mejores lugares de la tierra para observar las auroras boreales.
    • Leknes, Noruega: es el centro administrativo del municipio de Vestvågøy en la provincia de Nordland en Nord-Norge. La ciudad se encuentra en el medio geográfico de Lofoten
    • Honingsvag, Noruega: al norte de Noruega, es el puerto de entrada al famoso Nordkapp o Cabo Norte. La pequeña comunidad de pescadores te invita a conocer la cultura Sami, a visitar manadas de renos y a participar en un safari de centollo o en un equipo de trineos tirados por perros bajo la aurora boreal.
    • Narvig, Noruega: narvik tienta con bellas experiencias árticas como la aurora boreal en invierno y safaris durante el verano.